Colectiva, Julia Castagno y Maria Freire

Galpón del Molino de Pueblo Grazon, en febrero de 2016.

El Paisaje abstracto de la vida

La obra de Pati Fernández se caracteriza por colores vibrantes y formas que provienen de investigaciones personales sobre el arte moderno y contemporáneo. Partiendo de lo figurativo y apropiándose de los retratos que componen el mundo afectivo de la artista, su obra se desarrolla en la exploración de las huellas que estos retratos dejan con el tiempo. La pregnancia de la forma, la silueta, el rostro, la vivencia que también es paisaje vital para recordar el mundo de los afectos, que transforman en la verdadera materia prima de la creación, cuando el trabajo de Fernández deviene abstracción.

Cada una de la sus obras de esta serie "Lazos" se conforma a modo de pequeños territorios de color, interpretados por fronteras de lineas irregulares que rompen el plano, tal vez manteniendo la sinuosidades dadas por los contornos de aquellos retratos. Finalmente la obra se presenta impoluta, profunda, multiforme, la artista en su abstracción juega con e color como materia y con el movimiento que es también luminosidad. Se transforman las figuras estáticas en procesos vivos, que dejan el pasado para adquirir potencia matérica en el color. Logra así la concreción de planos en los que se origina el desafío de aceptar el devenir como algo cambiante, son planos contenidos, plenos de silencio, de forma de trascendencia, en definitiva su pintura nos recuerda la Naturaleza del Ser.

Jacqueline Lacasa

Licenciada en Psicología, artista visual, Gestora Cultural,

Curadora e investigadora de arte moderno y contemporáneo.